Atrás

AngularJS: Preparándonos para el futuro

De un tiempo a esta parte el presente de las aplicaciones web ha cambiado sobremanera.

Si hace unos años JavaScript era considerado como un mero validador de código en la parte cliente, ahora se ha convertido en un lenguaje envolvente, capaz de realizar las mismas cosas que los antiguos lenguajes de programación considerados como “serios”.

La evolución de JavaScript trajo consigo el desarrollo de numerosos frameworks web, que siguen los patrones y paradigmas de los antiguos. Uno de esos patrones es el MVC (modelo-vista-controlador) y varios evolutivos aparecieron para resolverlo. AngularJS es relativamente nuevo, no apareció su versión 1.0 hasta 2012 y empezó a desarrollarse por Miško Hevery en 2009, de modo que es algo aún muy novedoso.

La idea resultó muy buena y ahora el proyecto está respaldado por Google con un equipo a tiempo completo: con un esqueleto fuerte, capaz de inyectar códigos JavaScript de manera intuitiva y un gran desarrollo por capas. Pronto se ha convertido en una herramienta fácil y útil para el desarrollo del cliente y, a fecha de hoy, llevamos pocos meses de la segunda versión del framework, Angular2, que significa una vuelta de tuerca del primero.

Un resumen de las ventajas de AngularJS:

  • Mejorar la productividad.
  • Menos errores de código.
  • Calidad del software.
  • AngularJS respaldado por Google y una gran y creciente comunidad.
  • TypeScript respaldado por Microsoft.
  • Son proyectos totalmente opensource.
  • La demanda de AngularJS es imparable.

El interés por Angular en numerosas empresas es legítimo, ya que el desarrollo constante y la posibilidad de enlazar con librerías de terceros lo hace completamente útil para cualquier proyecto serio en el que nos veamos envueltos. Dicho sea de paso, muchos desarrolladores optan por crear sus propios códigos de Angular y nos regalan un código rico y extenso, a la mano de cualquier persona que desee extender el código. Así, Angular seguirá creciendo, formando parte del ya célebre MEAN (Mongo-Express-Angular-Node), que tantas buenas oportunidades y nuevos desarrollos está dando a lo largo y ancho del mundo. Mientras JavaScript siga creciendo, Angular será un referente. Y eso, es una verdad indiscutible. Sin embargo, en los tiempos en los que todo cambia de la noche a la mañana, uno sabe dónde se encuentra hoy pero nadie se puede preparar completamente para un futuro de nuevas oportunidades tecnológicas. El tiempo dirá si Angular ganará el pulso en los frameworks JavaScript.

 

¿Conectamos?

Da un paso adelante con nosotros
suscribete a nuestro newsletter

Suscripción

Últimos posts publicados