Atrás

Cómo ser desarrollador iOS de aplicaciones comerciales y no morir en el intento

¿Quieres ser desarrollador móvil y no sabes cómo? Aquí vamos a intentar guiarte entre toda la cantidad de información que puedes encontrar.

Antes de ponernos con todos los pasos, y ya que estamos hablando de iOS, recordaremos la frase que Steve Jobs dijo en su discurso para Stanford: Stay hungry, stay foolish. Ésa es la actitud para trabajar en esto.

Programar puede ser un poco desesperante y, con esta frase, Jobs lo que quería transmitir es que siempre debemos estar con ganas de aprender, sin rendirnos.

Para ser desarrollador de iOS vamos a necesitar unas cuantas herramientas, pueden ser más o menos necesarias, pero nos van a facilitar mucho el trabajo.

Cómprate un Mac

Existen muchas alternativas a esto: siempre vamos a poder instalar una máquina virtual en nuestro windows, linux, etc, pero tenemos más que comprobado que es mucho mas cómodo a la larga tener un Mac. Puedes comprar un Mac mini como primera opción, que no son muy caros.

Descarga xCode

xCode es el programa con el que vamos a desarrollar las aplicaciones en iOS. También existe la alternativa appCode, que no funciona nada mal, pero xCode es la oficial de Apple.

Cómprate un iPhone

Sí, hay que comprar muchas cosas. No es necesario disponer del iPhone desde el principio, xCode tiene un simulador con el que puedes ejecutar las aplicaciones, pero tarde o temprano se volverá más y más necesario. El simulador de xCode tiene sus fallos y no siempre nuestra aplicación se ve igual que en el teléfono.

Paciencia y ganas

Nos va a hacer falta mucho de esto, y no vamos a conseguir aprenderlo leyendo un tutorial, así que antes de ponerte acumula mucho de estas dos.

Estudia fundamentos de programación

Si partes desde cero, es mucho mejor que empieces estudiando los fundamentos. Se necesita una buena base antes de empezar. Hay muchos cursos sobre fundamentos de programación que te pueden venir muy bien.

Primero: Objective C

Hoy por hoy es necesario estudiar Objective C. Aunque Swift sea más fácil y esté tan de moda, estúdialo si quieres, antes empieza con Objective C. No hay desarrollador de iOS que no sepa este lenguaje. Te dejo 3 motivos de peso por si no estás muy convencido.

  • Miles de repositorios en GitHub escritos en Objective C
  • Millones de respuestas en StackOverflow en Objective C
  • Legacy Code. Si entras a una empresa sí o sí, vas a tener que ver código en Objective C

Empezamos con iOS

Una vez ya tenemos los fundamentos de programación en Objective C, deberíamos empezar a mirarnos todas las peculiaridades de iOS (su ciclo de vida, sus elementos gráficos, frameworks y demás). Para estudiar todo esto sin que se nos caiga el mundo encima podemos hacer dos cosas:

  • Empieza haciendo tutoriales “Step by Step”. Hay muchas páginas con este tipo de tutoriales, en cada uno enseña algún tipo de componente de iOS. Elige el que más te guste y ponte manos a la obra. Y si no, mejor aún, recibe alguna formación específica y especializada como la que tenemos en CLEFormación.
  • Empieza con tu aplicación. Si tienes pensada una, empieza a desarrollarla poco a poco, ajustando los tutoriales a tus necesidades. Esta opción es un poco más desesperante, pero al terminar por lo menos tendrás tu pequeña app.

Ya sabemos programar en Objective C, y hemos visto cómo hacer pequeñas aplicaciones. Lo único que nos queda es publicarla. Para esto tenemos dos opciones:

  • Pagarnos la licencia de Apple, unos 99€ al año y publicarla en el appStore. Es la única manera para que todo el mundo, desarrollador o no, pueda tener nuestra aplicación en su teléfono y, con un poco de suerte, ganar algo de dinero con ella.
  • Subir nuestro código a una plataforma openSource, como GitHub. De esta manera, los desarrolladores podrán bajarse nuestro código, mejorarlo y aprender de él. Es una muy buena forma para aprender de nuestros fallos. La comunidad es enorme y siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Estos son algunos consejos que te vendrán bien para convertirte en desarrollador iOS. Son solo una guía de cómo se puede conseguir. Puedes saltarte alguno, hacerlos todos o probar a tu manera, lo importante es llegar al final.